Hermandad del RescatadoLa Venerada Imagen de Ntro. Padre Jesús Nazareno Rescatado es una imagen de vestir, de bulto redondo, de talla completa y articulada en sus extremidades superiores. Adelanta levemente el pie derecho sobre el izquierdo pese a denostar una postura erguida, serena y sin apenas movimiento. La imagen se complementa con una peluca de pelo natural, así como con potencias y corona de espinas, toda vez que sus manos están preparadas para estar maniatado.

Dicha Imagen pertenece a la escuela Sevillana de Imaginería Barroca, de cuyos máximos exponentes bebe, como se puede comprobar en la barba bífida, los pómulos marcados, o el Qvid Divinvm que Martínez Montañés imprimía a sus imágenes

La imagen del Rescatado es una imagen cargada de unción sagrada que invita a la oración de quien lo contempla, con una mirada tranquila y serena, a la vez que gacha y penetrante. Su boca entreabierta provoca en quien lo observa la concepción de que alguna palabra está por arrancar de ella. Su postura a fin y al cabo, y toda su impronta hacen que el fiel se sienta escuchado.

La llegada del Nazareno Rescatado se fecha el 24 de Febrero de 1713, año en que por orden del Fray Cristóbal de San Juan de Mata, siglos antes de la refundación de la Cofradía, encarga al imaginero granadino afincado en Sevilla la hechura de la imagen. Llegó a la Parroquia de Ntra. Señora de Gracia y San Eulogio en procesión desde el barrio de la Compañía, acompañado por multitud de fieles y devotos que, alentados por la devoción a Jesús Rescatado de Medinaceli de Madrid, liberado años atrás del cautiverio al que estaba sometida esta imagen, junto a muchas más, se echaron a las calles para contemplarlo.

Una vez llegados a la iglesia, en señal de acción de gracias, el pueblo de Córdoba entonó el Te Deum. Desde su llegada al Convento de los Padres Trinitarios, la imagen del Señor ha sido un constante foco de devoción, sirviendo a generaciones de Cordobeses, y a gentes de toda España y del Mundo como forma de acercarse a Dios.

Es por ello por lo que el Rescatado es denominado entre las gentes como el Señor de Córdoba, gentes que acuden cada viernes del año a su capilla a sentarse y orar frente a Él; a acompañarlo en su Vía Crucis por las calles feligresía, o por las calles de Córdoba camino de la Santa Iglesia Catedral cada Domingo de Ramos. El Gran Día del Rescatado es el primer viernes de Marzo, día en que es presentado al Pueblo de Córdoba para ser venerado con un besapiés, siendo capaz de aglutinar largas colas de fieles que en horas puntuales llegan más allá de las puertas de su parroquia.

Hermandad del RescatadoLa Imagen de Jesús Rescatado es de las denominadas “Nazareno”, pese a no tener cruz; ya que la nomenclatura de Nazareno se les brinda a todas las imágenes cuyo momento de la Pasión de Cristo representan comprenden el Juicio Político de Jesús, y su llegada al Calvario.

El Nazareno Rescatado representa el momento en que Jesús es presentado al Pueblo, una vez castigado (“Y salió Jesús, llevando la corona de espinas y el manto de púrpura. Y Pilato les dijo: ¡He aquí el hombre!” (Jn. 19,5))

Por ende, la Imagen de Jesús Rescatado es un Ecce-homo, al tratarse de una imagen que presenta heridas sangrantes, corona de espinas y revestido de púrpura; no obstante, con un cierto carácter alegórico, al encontrarse vestido con túnica, y no manto como dicen los Evangelios. Este cambio de vestimenta, sustituyendo el manto púrpura por una túnica bordada viene a representar que Jesús es el Hijo de Dios, que viene a Salvar el Mundo, y que es el Rey de los Reyes. Al ser una obra inspirada en el Medinaceli de Madrid, y siguiendo la tradición de las Imágenes rescatadas por los Trinitarios en la Mámora, Jesús Rescatado luce siempre sobre su pecho y espalda un escapulario con la Cruz Trinitaria. El Ajuar de Ntro. Padre Jesús es rico, con bordados de gran calidad, destacando siempre el uso del color morado o del color púrpura en su atavío. La estética del Señor ha permanecido incólume con el paso de los siglos.

Galería Fotográfica